VOTO INDEPENDIENTE

Pagina de un Lector Independiente que Apoya A Guillermo Moreno

Salario y Clientelismo

Posted by guillermomorenopresidente en marzo 19, 2009

mvicen
Mientras el mundo está pensando en cómo enfrentar la crisis y preservar los empleos, en pocos días el Congreso se convertirá en Asamblea Revisora para discutir el proyecto de reforma de nuestra Constitución que la modifica integralmente, lo que concentrará la atención pública en este tema.

Ante el escándalo por los casos que han trascendido de funcionarios públicos que se auto disponen aumentos salariales y beneficios excepcionales, muchos han opinado sobre la necesidad de establecer una ley que regule sus salarios.

Lo primero que llama la atención es que muchos parecen olvidar que apenas el año pasado se promulgó la Ley No.41-08 de Función Pública, que elevó al rango de Secretaría de Estado a la antigua Oficina Nacional de Administración Pública, jerarquía y ley que como algunos sospechábamos no han servido para transformar el clientelismo que se encuentra enquistado en nuestra administración pública.
Aunque dicha Ley en su artículo 31 dispone que la referida Secretaría diseñará las propuestas de políticas salariales del sector público, nada ha hecho al respecto. Lo peor es que el proyecto de reforma a la Constitución podría dar pie a mayor clientelismo, cuando expresa en su artículo 121 que el “Presidente de la República en su condición de máxima autoridad de la Administración Pública ostenta la iniciativa exclusiva para fijar, modificar, unificar, aumentar y suprimir remuneraciones”, y en el artículo 114 le da facultad para designar por decreto, como ilegalmente sucede actualmente, cuantos viceministros considere.
El problema no es sólo los altos salarios que devengan muchos funcionarios, sino la peligrosa posibilidad de que discrecionalmente puedan ser juez y parte auto asignándose los beneficios que ellos juzgan merecen, y que tampoco se trata sólo de salarios, sino de incentivos, gastos de representación y toda clase de privilegios.
Actualmente, aunque parezca paradójico, para algunos puestos públicos se pagan salarios y beneficios muy por encima de los que se pagarían en el sector privado. Y es que se ha perdido el concepto de lo que significa ser servidor público, quien se supone va a servir y no a servirse de la Administración y se ha olvidado que las entidades públicas no están destinadas a generar lucro, llegándose al extremo de que instituciones deficitarias paguen ingentes beneficios.
Ni una nueva ley ni la reforma a la Constitución podrán resolver asuntos que dependen de la ética elemental y de la voluntad política para sancionar a los que incumplan las mismas, pero al menos no cometamos el error de agravar más la situación, como sucedería de permanecer disposiciones del proyecto de reforma, que tal y como están concebidas sólo generarían más clientelismo.
Marisol Vicens Bello
Abogada, socia de la firma Headrick Rizik Alvarez y Fernández.
Ex presidenta de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE).
Tomado de Clavedigital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: