VOTO INDEPENDIENTE

Pagina de un Lector Independiente que Apoya A Guillermo Moreno

El 2008 fue tomado por negociantes de la Politica

Posted by guillermomorenopresidente en enero 3, 2009

foto-guillermo-moreno-21martes, 30 de diciembre de 2008

Si algo confirmó el 2008 es que la República ha sido tomada por negociantes de la política.

Los negociantes de la política son personas o grupos de personas, que valiéndose inicialmente de los partidos políticos, se posicionan en el Estado y desde ahí desarrollan un proceso de acumulación económica. Para ello hacen compromisos con sectores privados a quienes luego favorecen con negocios, contratas, compras e inversiones. Conforman así un bloque de poder cuyo común denominador es valerse del patrimonio del Estado para enriquecerse de forma acelerada.

Estos negociantes, por tanto, no ejercen la actividad política en función de realizar un proyecto de sociedad, o ideal de redención social o principio ético. Para ellos, la política es la técnica de manipular por todos los medios las necesidades y aspiraciones de la gente, para que ésta le otorgue su representación, y no tienen reparo en simular, engañar o mentir.
Los negociantes de la política creen en el poder personalista y recelan de la institucionalidad y rehúyen de la ley. Ya en el poder político, sus decisiones buscan ampliar su poder personal o mantenerse en él o reelegirse, valiéndose de la corrupción, el clientelismo y el asistencialismo.
El 2008 incrementó el dominio político del grupo de negociantes de la política que se ha posesionado como plaga en el Estado Dominicano en detrimento de las instituciones, la ley, la transparencia, la seguridad pública y el desarrollo nacional. Ejemplos de entre muchos fueron la utilización de los recursos del Estado para imponer de forma ilegítima la reelección del Presidente Fernández, el crimen cometido por el Poder Ejecutivo con el caso de la Sun Land, la impunidad que propició la Procuraduría General de la República a varios expedientes de corrupción y de estafa al Estado y la sociedad, la subordinación del Congreso Nacional al Poder Ejecutivo renunciando en los hechos a ejercer su función de control de aquél, la pérdida de la independencia del Poder Judicial a favor de los intereses del Poder ejecutivo; la complicidad del poder en las actividades del narcotráfico y su penetración en esferas políticas, civiles, militares y policiales; los multiples casos de corrupción y la inercia del Ministerio Público; la incapacidad para revertir los niveles alcanzado por la delincuencia común y del serio problema energético; la ausencia de un proyecto de desarrollo nacional o de inversión y ejecución de políticas públicas para garantizar derechos fundamentales como la educación, la salud, la vivienda.
Los negociantes de la política están en todos los partidos, se valen de los mismos métodos, y tienen formas de entendimiento entre sí.
En estos momentos, la mayoría de las funciones públicas está bajo el control de negociantes de la política siendo el principal obstáculo que tiene la nación dominicana para darse un gobierno decente, con instituciones creíbles y confiables, donde predomine el respeto a la ley y se garantice a todos y todas la oportunidad de una vida en dignidad.
El pueblo dominicano, en los últimos 42 años, una y otra vez ha sido burlado, embaucado, timado y saqueado por los sucesivos gobiernos de los negociantes de la política.
La mayor fortaleza de los negociantes de la política no son los recursos de que disponen, ni el poder que controlan, sino nuestra resignación y desesperanza, nuestra pasividad e inercia, y sobre todo la incapacidad que hemos mostrado para dejar de ser objeto de sus manipulaciones y convertirnos en sujeto de nuestras aspiraciones.
Nosotros, los reiteradamente estafados por los negociantes de la política, en este 2009 podemos continuar quejándonos frente a cada una de sus fechorías o hacer de este el año en que avancemos de forma significativa en su destronamiento definitivo del poder.
Nosotros, los estafados, podemos convertir el 2009 en el año de la resistencia ciudadana contra el dominio de los negociantes de la política.
Resistir es disponernos a trabajar en ampliar los niveles de conciencia ciudadana. Empezar por nuestro entorno, con nuestros familiares y amistades más cercanas; problematizarlos, hacerles reflexionar que nuestros males no son un designio sino que tienen responsables; mostrarles cómo actúan y qué mueve a los negociantes de la política; contribuir para que muchas personas rompan toda ilusión o engaño de que hayan sido objeto; insistirles en que el cambio es posible y empieza porque nosotros mismos lo creamos, en que los partidarios del cambio somos más, que si nos unimos y actuamos en esa dirección podemos lograrlo.
Resistir es no hacerles concesiones a los negociantes de la política y pasar una raya, dentro y fuera de los partidos. Por un lado los que se valen de la política para buscar beneficios personales o de grupo; y de frente los que asumimos la actividad política como servicio, sujeta a principios y para realizar un proyecto de sociedad democrática, justa, humanista, solidaria y soberana.
Resistir es denunciar, manifestarse, movilizarse ante todo acto de corrupción o cuando el poder propicia la impunidad como el caso de los indultos de la infamia otorgados por el Presidente Fernández el pasado 23 de diciembre; o cuando envilece las instituciones como ha hecho el ejecutivo con el Congreso y el Poder Judicial o cuando se producen actos de colusión como el caso de la cámara de cuentas.
Resistir es apoyar y acompañar a los productores nacionales en sus justas demandas, o a la Asociación de Profesores Dominicanos y otras organizaciones civiles en su justo reclamo de un 4 % del PBI para el sistema educativo; también es hacernos solidarios con todos los sectores trabajadores y profesionales que justamente promueven un justo aumento salarial.
Si organizamos la resistencia ciudadana, si ampliamos los niveles de conciencia y de compromiso, si nos movilizamos, si creamos alianzas solidarias, en este 2009 podemos abrir una brecha de esperanza en la fortaleza aparentemente inexpugnable que han construido los negociantes de la política. A partir de ahí, será cuestión de tiempo tomarla y hacerles responder por los reiterados desmanes que durante décadas han cometido contra la República y la nación dominicanas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: